Usted está aquí

Valentini Konstantinidou: "Health & Bio Team Dating es una gran incubadora de contactos de la que salen resultados inesperados"

17.11.2016

Inscríbete: Health & Bio Team Dating 2017, 21 noviembre!

Konstantinidou, directora general y fundadora de DNANutricoach, es uno de los casos de éxito surgidos de este encuentro entre científicos en ciencias de la vida y la salud y profesionales del ámbito del negocio.

 

Health & Bio Team Dating nació en 2015 a partir de una realidad: Cataluña cuenta con un ecosistema rico en grandes científicos, emprendedores, inversores e instituciones pero tiene una falta de colaboraciones entre los diferentes colectivos. Así, por un lado, hay muchos proyectos científicos que podrían llegar al mercado a través de nuevas start-up, pero les falta una persona que se ocupe del plan de negocio y del fundraising. Por otro lado, hay muchos expertos en gestión y dirección con el deseo de emprender y de encontrar nuevos proyectos en el ámbito de las ciencias de la vida y la salud, pero que no saben dónde buscarlos.

De la necesidad de combinar una investigación científica de excelencia con la experiencia de desarrollo de negocio se crearon estos encuentros, que este año llegan a su segunda edición. Durante la primera edición, celebrada en 2015, se pusieron en contacto 60 proyectos y directivos y se generaron más de 200 reuniones. De éstos, 6 equipos llegaron a algún tipo de acuerdo o colaboración. Uno de estos equipos es el formado por Valentini Konstantinidou y Chenghan Yang, que a raíz de su encuentro al Health & Bio Team Dating firmaron un acuerdo para que estudiantes de MBA de IESE colaboren con la start-up fundada por Konstantinidou: DNANutricoach. Les hemos preguntado cómo fue su experiencia en la primera edición del Health & Bio Team Dating.

 

¿Qué conseguiste participando en este encuentro de speed dating?

Valentini Konstantinidou: Era el primer evento de este tipo al que asistía e iba con la idea de buscar sinergias (ideas, conocimiento del sector...) pero encontré un montón de contactos interesantes que me abrieron nuevas perspectivas. Gracias al evento firmé con IESE un convenio de colaboración para que estudiantes de su MBA hicieran prácticas de verano en mi empresa, aportando una visión empresarial que me ha ayudado a aprender mucho y hacer crecer la empresa .

Chenghan Yang: Conocí varias start-up y cerré con dos de ellas acuerdos de colaboración para que los estudiantes pudieran realizar estancias de prácticas con ellas.

 

¿En qué punto se encuentra su proyecto empresarial?

V. K: Estamos en fase de desarrollo pero ya empezamos a tener los primeros clientes y, dado que todavía no tenemos financiación externa, crecemos orgánicamente: las primeras ventas nos permiten hacer las primeras inversiones.

 

Formar un equipo científico-emprendedor ha sido clave para:

V. K: Complementar todo el conocimiento que como científica yo no tengo. Un estudiante de MBA me da un conocimiento sobre finanzas, marketing, desarrollo de negocio... no sólo teórico sino que lo estamos aplicando de forma práctica para hacer crecer la empresa. Cuando la empresa se consolide podré incorporar este tipo de perfil en plantilla.

 

Una recomendación a quien participe en esta segunda edición.

V. K: Hay que dejar la vergüenza en casa y aprovechar para hablar con toda la gente posible, porque es una gran incubadora de contactos de la que salen resultados inesperados.

C.Y: Los estudiantes del MBA de IESE tienen entre 4 y 5 años de experiencia profesional antes de hacer el máster y algunos tienen experiencia relevante en el sector healthcare, así que pueden ser buenas fuentes de ideas y ayuda para desarrollar conjuntamente proyectos con start-up.

#Noticias